Voy caminando por calles ya conocidas, mis recuerdos caminan a mi alrededor. Los fantasmas de mis días pasados me miran desde las aceras. La música me acompaña, hace estas horas más llevaderas.

Cambia la canción, la reconozco de escucharla tantas veces. Y con ella apareces tú, de espaldas, como siempre. ¿Coincidencia otra vez?

Los segundos pasan, los acordes suenan. Camino. Un fantasma con mi rostro me llama desde un rincón, me hace señas para que me aleje de ti.

Me acerco. La música sube de intensidad. El fantasma se desespera. Aún estás un poco lejos pero estiro el brazo para alcanzarte.

Estoy aquí, quiero decirte.

El fantasma intenta detenerme, sujetarme. Casi estoy a punto de tocarte. Presiento tu calor en mis dedos.

Se detiene la música. Acabó. Desapareces frente a mí. Mi fantasma me mira, suelta una carcajada.

Solo era una canción, me dice.
Empieza otra música. ¿Esta también?

Te veo otra vez a unos pasos de mí.016

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s