He liberado el Ángel de tu boca

Déjame adivinar cómo sucede

que pasan los minutos a tu lado.

Momentos que nos saben bien pecados

y que el tiempo gustoso nos concede.

 

He liberado el ángel de tu boca,

que marcha en pos de un mágico secreto.

Cómo aplacar ahora un mar inquieto

y al fuerte vendaval que ya nos toca.

 

De ti lo quiero todo porque rezo,

Cada mañana por romper la aurora.

De ti lo quiero todo y sin demora;

 

sin nada que restar y sin tropiezo.

De ti, lo quiero todo y no lo niego.

De ti, lo quiero todo y todo entrego.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s