Estoy vivo

A estas horas mis manos te buscan, buscan su respuesta, tus misterios. A estas horas mis labios sangran inconteniblemente y tú me miras desde dentro, desde el que antes era un sitio oscuro en el que otros buscaban espacio. A estas horas miro al cielo y tu grácil figura se yergue sobre mí, como se alza una copa, como el vino necesario. Y con el tierno sabor a silencio y pecado me gritas que me quieres, y siento que estoy vivo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s