Despertar VI

Ella se despertó de pronto y casi sin querer descubrió que algo estaba cambiando. Se había enamorado nuevamente de ese misterio tan dulce que se le repetía cada día cada vez que descubría que aquel chico desconocido era realmente su propio deseo. Todo lo que una vez pidió y ahora estaba allí para ella entregándole sus secretos, vestido con el ámbar del amanecer, llamando a sus puertas para no irse jamás.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s